Gestionar una terraza de una cafetería o restaurante puede ser una gran inversión para un negocio de hostelería. A medida que llega el verano y el clima se calienta (e incluso en invierno en climas más suaves) una terraza supone asientos adicionales, mayores ingresos y clientes más felices (verano y terrazo son conceptos hermanados).

Según nuestra investigación, las plazas de una terraza con protección solar pueden suponer un aumento de hasta un 30% en las ventas de un establecimiento, por lo que no es de extrañar que estas plazas exteriores sean algo en lo que muchas empresas de hostelería decidan invertir.

Deja de confiar en el clima perfecto

Siempre existe la posibilidad de un clima perfecto (sin excesos de sol, viento o lluvia). Para todos los demás días de operación de una terraza al aire libre, la protección contra el sol y la lluvia es imprescindible. La lluvia puede obligar a cerrar la terraza durante varios días al año provocando una reducción en las ganancias del restaurante, club u hotel. Del mismo modo, demasiado sol y calor en verano hará que los clientes se decanten por espacios con una buena protección. Además, si tenemos en cuenta la creciente preocupación por la exposición a los rayos UV y el envejecimiento de la población, los clientes se alejarán de espacios al aire libre sin sombra, buscando la comodidad y confort de un buen espacio sombreado. Y claro está que no hay mejor reclamo que una terraza llena para aumentar la popularidad de un negocio.

Para garantizar que las áreas de servicio al aire libre produzcan ingresos y atraigan clientes, un número creciente de empresas en el nicho de la hostelería están recurriendo a cubiertas retráctiles. Las cubiertas retráctiles mantienen la terraza en funcionamiento con lluvia o sol, manteniendo la humedad y los clientes frescos en los duros días de verano.

Cuantificando los beneficios

Al considerar una cubierta para una terraza, los dueños del negocio pueden querer hacer algunos números para determinar qué ROI (retorno de la inversión) podrían obtener al invertir en un sistema de protección solar retráctil.

En este ejemplo de un espacio exterior pequeño, simplemente manteniendo abierta la terraza durante 15 días adicionales en temporada provocaría un retorno de 45.000€. Suponiendo que tenemos un restaurante medio, con un ticket promedio por asiento de 25€ y un espacio de 6 mesas con 4 plazas cada una:

15 (días) x 24 (asientos) x 25€ x 10 (VUELTAS DE MESA) x 0.5 (CAPACIDAD) = 45.000€
NOTA: Una cubierta retráctil motorizada que cubra un área total de 30 m2 cuesta alrededor de 10.000€

Con 45.000€ en las cuentas de estos 15 días adicionales, una cubierta de terraza retráctil hará que tu negocio recupere la inversión en estos 15 días asumiendo una rentabilidad del 20%. El ROI es considerablemente más alto si también tienes en cuenta los ingresos adicionales y el rendimiento generado todos los demás días de temporada. Con una cubierta de terraza retráctil, ahora tendrás un ambiente de comedor más cómodo protegido del sol.

horeca pergola corradi palladia

Cubiertas de terraza para restaurantes personalizadas

El área cubierta de un hotel, restaurante o cafetería, debe tener características similares respecto al espacio interior, considerando el confort y la consistencia de estilo y marca. Muchas de las soluciones de protección solar retráctiles requieren una amplia gama de colores, accesorios como iluminación, sonido y sistemas de calefacción integrados.

Además, también se pueden reutilizar estructuras existentes cubriéndolas y protegiéndolas del sol por arriba o por abajo.

Si quieres aprovechar al máximo tu espacio de terraza al aire libre y proteger a tus clientes del sol y de la lluvia, considera una cubierta de pérgola, ponte en contacto con nosotros para que te hagamos un estudio personalizado.